por qué no quejarse

¿Por qué no quejarse?

¿Por qué no quejarse?

Detrás de la queja lo que existe es pura negatividad.

Las quejas no te liberan de las molestias, las intensifican.

Evalúa tus comportamientos.

Pregúntate: ¿qué beneficios me traerá esta actitud?

Al lamentarte te alejas de las soluciones.

El mal humor no trae recompensa.

Cultiva un estado de gratitud, y trabaja la serenidad.

Por lo que más quieras: detén la queja.

No sirve de absolutamente nada.

¿Cómo afectan las quejas a nuestro cerebro?

Pensamientos = acciones = resultados.

Es ciencia: nosotros creamos nuestra propia realidad.

Todo lo que ocurre en nuestra vida depende en gran parte de los pensamientos que tenemos constantemente.

Con base en nuestros pensamientos, tomaremos diferentes acciones.

Acciones que van encaminando nuestro día a día.

Culpar a alguien o algo externo de nuestra situación, no ayuda en lo absoluto a mejorarla.

El tema no es el país, ni la gente que nos rodea, ni las condiciones.

El tema es lo que tenemos en la mente y con qué estamos actuando.

Haz una simple prueba:

Evalúa cómo piensan las personas cercanas a ti y luego analiza cómo viven y cuáles son sus resultados.

Todo gran cambio empieza modificando los esquemas mentales.

¿Qué produce la queja?

“¿Qué puede traer de bueno esta situación?”, es lo primero que pensamos, con tono pesimista, cuando nos toca afrontar tiempos complejos.

“¿Por qué me tiene que estar pasando esto? ¿Por qué a mí?”, nos quejamos mirando al cielo.

Estamos acostumbrados a evadir las crisis.

Queremos huir de ellas. Dormirnos y despertar cuando todo haya acabado.

Tememos el cambio y anhelamos la estabilidad.

Ahora, ¿qué pasaría si nos aseguraran que después de la crisis vienen tiempos felices?

¿Y si nos dijeran que los períodos de incertidumbre son los mejores para construir un futuro lleno de certezas?

¿Qué ocurriría si nos incentivaran a sembrar en el caos para cosechar en la tranquilidad?

¿Cómo hablar sin quejarse?

-“La gente sí es malagradecida”.
-“Ojo, porque las personas son traicioneras”.
-“La cosa está difícil”.
-“En este país no se puede hacer nada”.

Una de las mejores formas de explicar cómo funciona la vida es el cuento Zen en el que dos personas, por separado, están mudándose a la misma ciudad.

Ambas acuden, en horarios distintos, a visitar al sabio del pueblo, para consultarle sobre la calidad de vida en esa región.

Luego de escucharlos, el sabio les pregunta: “¿cómo es la gente en la ciudad donde vivías antes?”.

La primera persona contesta: “Nefasta, traicionera, maleducada”.

La segunda persona afirma que la gente en ese pueblo era excelente, que todo el mundo se trataba bien, con alegría y armonía.

El maestro, después de escuchar, les dice a cada uno: “Bueno, hijo mío, el pueblo que encontrarás aquí es igual al que tú estabas acostumbrado”.

Palabras más, palabras menos, lo que comunica esta historia es que nosotros creamos nuestra propia realidad, según los pensamientos que alojemos en la mente.

De nuevo:

Pensamientos = acciones = resultados.

El tema no es el país, el tema eres tú.

Los norteamericanos se quejan.

Los españoles se quejan.

Los franceses se quejan.

Los mexicanos se quejan.

Todos los países juran que tienen muchos problemas y que son el ombligo del mundo.

Lo cierto es que los que triunfan suelen triunfar en todos lados y los que fracasan suelen fracasar en todos lados.

Esa es la ley del espejo.

¿Cómo dejar de lamentarse por lo que pasó?

Vivimos en una sociedad que aúpa la perspectiva de la víctima y oculta la importancia de encarar la existencia como un eterno aprendiz.

A mí me importaba muchísimo lo que pensaran los demás y por eso estudié durante años para quitarme esa creencia limitante de la cabeza.⁣

Tenía miedo escénico y por eso hice mil cursos, talleres y diplomados para ir disminuyendo la tembladera en tarima. ⁣

Un problema es un llamado a aprender, a crecer, a jugar la vida hacia adelante. ⁣

Puedes quejarte, puedes interpretar el papel de víctima, pero también puedes ver la vida como un juego de PlayStation en el que tienes que ir ganando skills. ⁣

¿Qué significa quejarse de todo?

A veces nos pasamos la vida de problema en problema, de struggle en struggle, de apagada de incendio en apagada de incendio, de miedo en miedo, de estrés en estrés.

Y nos olvidamos de que vinimos a este mundo a jugar, a crear, a construir, a dejar algo, a crecer.

Si te identificas más con el primer párrafo que con el segundo, llevas toda tu vida escuchando a las personas equivocadas.

No te quejes, puesto que detrás de la queja no hay nada valioso.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top