cómo ser súper productivo

¿Cómo ser súper productivo?

“¿Qué hace una persona productiva?”, es la pregunta que solemos hacernos cuando sentimos que las horas no nos alcanzan y que los días pasan volando.

A continuación, una serie de consejos con los que sabrás cómo ser súper productivo:

¿Cuáles son las características de una persona productiva?

La principal característica de las personas productivas es que hacen una cosa a la vez, ejecutan lo que Cal Newport denomina deep work.

El multitasking es la mentira más grande de este siglo. No hay mejor manera de tener un día improductivo que tratar de resolver mil cosas a la vez.

Hacemos más, mucho más, tratando de hacer menos.

Una gran jornada no consiste en tachar mil cosas del to-do list, sino en dedicar 4-5 horas a una tarea específica. That’s it.

Y otro apunte: cuando tomes breaks, tu cerebro preferirá mirar por la ventana que revisar el celular.

Si agarras el teléfono, abrirás nuevas pestañas en el CPU de tu mente.

¿Qué hace a una persona productiva?

Stephen Covey tiene un concepto muy bueno: afilar la sierra.

Él echa el cuento de un leñador que está fajado intentando talar un árbol.

Al rato, pasa alguien y le dice: “Mira, ¿has intentado afilar la sierra?”.

Y él contesta: “No, no, no. Ya va: es que estoy full”.

El leñador continúa con su tarea y transcurren seis horas hasta que logra tumbar el árbol.

La persona que se le había acercado fue a una tienda, compró una sierra, la afiló hasta más no poder y se fue a otro bosque.

En apenas tres horas logró derribar el doble de árboles.

Esta pequeña historia ilustra lo que nos pasa a muchos:

Vivimos en el ajetreo, en el estoy-full, en el ya-va-no-tengo-tiempo, y nunca aprovechamos para afilar la sierra.

Afilar la sierra es tener hábitos y rutinas que eleven la calidad de nuestro trabajo.

No se trata de atender a 5.000 consumidores, sino de convertirte en una persona que pueda satisfacer a 2-3 clientes de primer nivel apartando un puñado de horas.

No malgastes tu tiempo en el trajín del día a día: construye una marca potente que trabaje por ti.

Agarra las primeras horas de la mañana para aprender algo nuevo, para hacer ejercicio, para meditar

Si la sierra está afilada, todo será más fácil.

¿Qué te hace más productivo?

Actuar.

Planificar es importante, sí, pero probar, intentar, equivocarse, fallar e improvisar resulta aún más valioso.

La academia no aúpa el error, lo penaliza, y por eso dudamos tanto antes de tomar una decisión.

La acción cura el miedo.

La inacción lo enaltece.

¿Cómo ser más productivo en el día a día?

Si quieres tener dos jornadas laborales en una, duerme una siesta. Toma descansos.

¿Cómo tener una vida 100% productiva?

Nosotros los procrastinadores somos metódicos. Nuestro modus operandi es siempre el mismo: dejamos todo para última hora no por vagos, desidiosos u olvidadizos, sino porque la mente, cuando se sabe lejos de la entrega, simplemente deja de funcionar. Y como el día anterior todavía sigue siendo lejos, es en la noche cuando, descarga de adrenalina mediante, se activan las neuronas creativas.

Una vez encendido el interruptor, la descarga es de tal magnitud que te permite escribir diez cuartillas sobre física cuántica en una sentada. Sentada que por lo general dura toda la madrugada y que, a golpe de 5 de la mañana -a escasas horas de la entrega- viene acompañado del folclórico: “Coño de la madre, imagínate si hubiese empezado antes. Habría hecho algo mucho más arrecho”.

Si quieres ser más productivo, intenta evocar ese rush de adrenalina sin necesidad de dejar todo para última hora.

¿Qué es aumentar la productividad?

Productividad no es sentarse 10 horas frente a un Excel.

Productividad es aprender cómo hacer el mismo trabajo en 30 minutos.

Estamos educados para pensar que más horas = más productividad, pero es al revés.

Concéntrate un par de horas y ve Netflix el resto del día.

¿Cómo ser más productivo en la casa? 

La cuarentena nos enseñará una gran verdad: somos mucho más productivos en casa que en la oficina.

– No distracciones.

-No interrupciones (“ven para que veas esto”).

-No reuniones eternas.

La oficina es necesaria para conversar, para idear, para pensar entre todos.

Ahora, cuando toca producir, cuando toca escribir un artículo interminable, cuando toca montar un Excel complejo, cuando es momento de analizar mil informes, nada como una habitación cerrada y unas cuatro horas de concentración absoluta.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top